Todo lo que debes saber sobre la grabación de vídeos con drone

Vuelo nocturcno drone
Toda la información necesaria para poder llevar a cabó grabación de vídeos con drone de forma profesial con la normativa vigente.

Comparte este artículo

8 Consejos para grabar vídeos con drone

Cada vez más se graban vídeos con drone, ya sea para uso particular o profesional. Se está generalizando una tarea que detrás tiene mucha legislación, la cual ha ido cambiando en los últimos años. Es muy importante conocerla para llevar a cabo este tipo de vuelos dentro de la legalidad y tener unas ideas previas para poder realizar las mejores grabaciones de vídeo. A continuación os hablamos de lo más importante y os damos unos consejos.

1. Planifica lo que quieres grabar

Lo primero que debemos tener en cuenta es que para volar y grabar vídeos con drone necesitamos tener la titulación o permiso correspondiente para evitar tener problemas y ceñirnos estrictamente a la legislación vigente. Hoy en día esas certificaciones se dividen en A1/A3, A2, STS1 y STS2, sumado al curso de radiofonista para coordinar con el aeródromo o aeropuerto.

Drone durate un rodaje

Para realizar grabación de vídeos con drone sin problemas hemos de preguntarnos lo siguiente.

¿Qué es necesario tener en cuenta?

Naturalmente, para volar necesitaremos saber en qué tipo de área nos encontramos para, de esta forma, solicitar los permisos dependiendo del tipo de zona donde queramos realizar la operación

2. Elige el dron adecuado

A pesar de lo restrictivo de la legislación vigente, los drones tienen una amplia variedad de diseños, opciones y presupuestos. Si finalmente es tu caso, en esta guía de compra de drones encontrarás consejos para dar con el drone más adecuado para ti en un amplio rango de precios.

Qué tener en cuenta antes de comprar un drone

Lo primero será tener claro qué tipo de drone queremos o necesitamos, el uso que esperamos darle y la inversión a realizar. Por supuesto, deberemos tener muy en cuenta lo que dice la ley.

Tipos de drones

Principalmente entendemos como drone aéreo a un vehículo aéreo no tripulado y dentro de esta tipología encontramos drones recreacionales o de ocio. En cuanto a los destinados a la actividad profesional, la principal diferencia reside en la calidad de su cámara y en unas mayores especificaciones técnicas.

Otra forma de clasificar los drones aéreos es por el número de rotores del drone. Podemos encontrar modelos con cuatro rotores (cuadricópteros). Si avanzamos en la gama encontramos modelos con seis u ocho motores donde la autonomía y la velocidad aumentan y, por tanto, necesitaremos tener una mayor pericia a la hora de operarlos.

Los aspectos fundamentales a la hora de elegir un drone si nuestra función será la obtención de fotos y vídeos prestaremos mucha atención tanto al sensor como a la cámara que integra.

3. Cumple la normativa vigente para la grabación de vídeos con drone

Vídeo normativa drones AESA

Volar un dron no es un juego y necesitamos tener en cuenta ciertas necesidades y hemos de saber que hay restricciones, además de tener la documentación necesaria en regla, entre los requerimientos más importantes podemos mencionar:

Certificación de operatividad: En España el AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) es el ente encargado de certificar de manera oficial todo tipo de licencia como operador de drones.

Licencia de piloto de drone: Así como se requiere licencia para conducir un coche, es necesario portar una licencia como piloto de drone. Por medio de una certificación teórica, práctica y metódica, se puede obtener la licencia para pilotar drones de un peso menor o mayor a los 25 kilos. Cabe destacar que una licencia no abarca todos los tipos y modelos de drone. Si se quiere manipular prototipos de especificaciones variadas, será necesario contar con una licencia distinta.

Título de piloto de drone según su modelo: En vista de la amplia cantidad de drones existentes y sus diversas variables en modelos y control de manejo, es necesario que el piloto sea acreditado como profesional apto para manejar el modelo de drone en cuestión. Si trabajas con distintos modelos, deberás tener una acreditación por cada drone.

Seguro de responsabilidad civil: Este tipo de seguro se encarga de indemnizar por posibles daños humanos, materiales y patrimoniales por motivo de incidentes. Es muy importante tenerlo en vista de la responsabilidad que recae sobre el usuario

Título de radiofonista: nos permitirá coordinarnos con aeropuertos para no interferir en el espacio aéreo.

Certificado médico: Esta certificación da crédito de la capacitación que tiene una persona de acuerdo a su bienestar físico y mental. Si no se posees una certificación aprobada, no podrás trabajar con drones de manera profesional.

Acorde a la Legislación oficial de drones en España (AESA) ¿Qué puedo hacer y qué no puedo hacer con mi drone?

No volar en espacios aéreos controlados ni a menos de 8 km de un aeropuerto.

Tenemos que volar nuestro drone a una distancia que garantice el contacto visual: no puedes perder de vista el drone. Si usas gafas FPV, también tienes que tenerlo a una distancia donde puedas verlo. De hecho, si vuelas con FPV estás obligado a ir acompañado de alguien que esté en contacto directo con el piloto. A esta persona se le llama observador

Puedes volar de noche pero con matices: sólo si tu drone pesa menos de 250 gramos, y nunca a más de 20 metros de altura.

Puedes sobrevolar edificios y/o personas, si tu drone no pesa más 250g y siempre a 20 metros de altura como máximo. Siempre a distancia prudencial de edificios circundantes.

Puedes volar en parques, siempre que no sea un espacio aéreo controlado u otra zona restringida. Si tu drone pesa menos de 250g, podrás volarlo a 20m de altura. Si pesa de 251g a 2Kg, podrás volar hasta 50 metros de altura.

Hay que identificar con una placa ignífuga todas las aeronaves, sean de uso recreativo o profesional.

Puedes transportar tu drone en el avión como parte del equipaje. Las baterías irán en el equipaje de mano o facturado, según las normas de cada aerolínea.

4. Tómate el tiempo necesario para la grabación de vídeos con drone

A la hora de grabar vídeos con drone, es importante analizar la localización previamente, ¿hay elementos que nos molesten en el vuelo? ¿algo nos va a tapar la visión? ¿El sol a qué altura está a la hora del rodaje? Muchos interrogantes que debemos analizar previamente para que todo vaya perfecto en la grabación.

Drone grabando vídeo en un vuelo

5. Repite planos varias veces

En un vuelo con dron estamos limitados a lo que vemos en la pantalla, la cual suele ser un smartphone. Dependiendo del tamaño del dispositivo podremos ver mejor o peor la imagen. Por ello es recomendable que realicemos varias veces los mismos vuelos, para tener opciones a la hora de elegir clip para la edición final.

Además es muy recomendable hacer vuelos de prueba previos iguales al plano que se busca para repasar los movimientos.

6. Haz que los movimientos sean fluidos

La espectacularidad que aporta un drone al vídeo final es gracias a movimientos totalmente fluidos. El hecho de añadir giros a la imagen nos da un resultado final muy bueno siempre y cuando sean movimientos entrenados, preparados y con gran fluidez.

7. Formatos de grabación

Los formatos son primordiales para que se asemejen lo máximo posible a las demás cámaras. Ya que no siempre la edición de vídeo es únicamente con clips de drone. Por ello, tened en cuenta esto a la hora de grabar vídeos con drone.

Además, un buen truco, ya que hoy en día prácticamente la mayoría de drones graba en 4K, es si el vídeo final va a ir editado en Full HD, grabar en 4K y así podemos ampliar cosas concretas, hacer zooms en movimiento y conseguir planos que según la distancia del vuelo y el objetivo utilizado no se podrían conseguir en la grabación.

8. Edita el vídeo

Ya está todo grabado, ya tienes unos planos espectaculares grabados con drone, el siguiente paso es seleccionar el material y editar el vídeo.

Para ello es muy importante crear una secuencia, donde se va a editar, con los mismos parámetros que el formato de grabación para que todo vaya más fluido. En ocasiones, según el ordenador utilizado, cuando la calidad de una grabación de drone crea archivos muy pesados puede que no se vean los clips fluidos, lo cual es un problema a la hora de editar en condiciones. Para solucionar esto hay varios trucos pero ya los veremos cuando hablemos de edición de manera más específica.

Normativa sobre la grabación con Drone en España

En zonas no pobladas (VLOS)

A la hora de establecer las limitaciones de las operaciones con drones nos encontramos con tres acrónimos que definen los tipos de vuelos que existen en cuanto a la relación visual del piloto y el drone: VLOS, EVLOS y BVLOS. Por ello, vamos a conocer qué significan y qué obligaciones debemos cumplir para realizar vuelos con drones dentro de la normativa.

VLOS: son las siglas de Visual Line of Sight, lo que conocemos como dentro del alcance visual del piloto. Las operaciones dentro del alcance visual del piloto son aquellas en las que el piloto mantiene contacto visual directo con el drone, sin la ayuda de dispositivos ópticos o electrónicos (no cuentan las lentes de contacto o gafas con graduación). Estos vuelos con drones son los más comunes y no requieren ninguna autorización especial de AESA (exceptuando las obligatorias para operaciones profesionales, comerciales y experimentales).

El Real Decreto 1036/2017, que regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto, establece el alcance visual del piloto en 500 metros, como máximo, y una altura máxima de 120 metros desde el obstáculo más cercado al suelo.

Requisitos para volar drones en zona urbana

Existen distintos criterios que se aplican a los vuelos recreativos y a los vuelos profesionales para grabar vídeos con drone. Además, es importante conocer qué zonas de España están permitidas para cada tipo de vuelo. Hay restricciones que se aplican a ambas categorías. Por ejemplo: la prohibición de acercarse con un drone a menos de 8 kilómetros de una aeropuerto, aeródromo o pista de aterrizaje. De todos modos, los operadores de drones pueden tramitar permisos ante AESA para realizar vuelos profesionales y o experimentales en zonas restringidas.

Para ello, lo primero que debes hacer es familiarizarte con la normativa de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Además, el peso máximo del RPA al despegue no puede superar los 10 kg. Durante la operación, la aeronave debe mantener una distancia máxima horizontal de 100 m en relación al piloto y una altura máxima de 120 m sobre el nivel del suelo o del mayor obstáculo en un radio de 600 m del RPA.

Es importante mantener la distancia con respecto a toda persona que no participe de la operación y limitarse, cuando corresponde, a las zonas definidas por las autoridades competentes. Todo RPA que se use de manera profesional en zonas urbanas debe contar con un dispositivo de limitación de la energía de impacto.

Todo piloto profesional y operador de drones que desee realizar vuelos con RPAS en una zona urbana debe tramitar un permiso ante AESA. Esa solicitud debe ir acompañada de un Estudio Aeronáutico de Seguridad SORA y un Plan de Respuesta ante la Emergencia.

Cada vez es más frecuente encontrar pilotos de drones realizando tareas de topografía, agricultura de precisión o arqueología en zonas poco pobladas, pero el futuro de los trabajos profesionales con drones parece dirigirse hacia las zonas urbanas. Las zonas restringidas al vuelo serán claves para trabajos con drones y esto conllevará la tramitación de más permisos y más diferentes.

En zonas de espacio aéreo controlado

Atiende a las instrucciones que pueda darte por radio el controlador aéreo y sigue sus indicaciones como un usuario más del espacio aéreo.

Y, por último, cierra el plan de vuelo con la oficina ARO. Si la operación finalizase más allá del horario de la oficina ARO, realiza el cierre del plan de vuelo al día siguiente lo antes posible.

RECUERDA:

Estar registrado en Ícaro XXIEl enlace se abre en una nueva ventana y tener tu usuario de planes de vuelo activado. Ten en cuenta que puede requerir hasta 7 días.

Vuelos nocturnos

Los drones deben cumplir una serie de requisitos para poder operar en cada uno de los escenarios establecidos por AESA. Dependiendo del tipo de operación, el Real Decreto 1036/2017 establece una serie de sistemas que deben tener integrados los RPAS. Estos sistemas son necesarios para ayudar a moderar los riesgos que puedan causar las operaciones con drones. A través de un estudio aeronáutico de seguridad, realizado bajo la metodología SORA, AESA determina los sistemas que deberán portar los RPAS: unos son obligatorios para todo tipo de operaciones, y otros específicos, como los necesarios para operar con drones en vuelos nocturnos.

Todos los RPAS que realicen operaciones profesionales, también para volar drones de noche, deben contar con:

  • Sistema de terminación de vuelo seguro.
  • Un equipo que garantice que la aeronave opera dentro de las limitaciones previstas para la operación.
  • Medios para conocer la posición de la aeronave durante la operación.
  • Luces u otros dispositivos que garanticen la visibilidad de la aeronave.
Vuelo nocturno de drone

Requisitos para volar drones de noche

Los vuelos nocturnos para grabar vídeos con drone requieren de un estudio aeronáutico de seguridad previo para garantizar la seguridad de la operación. Además, el piloto debe contar con los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para trabajar con drones.

En cuanto a la aeronave y sus sistemas, contarán con luces de navegación y luces anticolisión. Estas luces, obligatorias para vuelos nocturnos con drones, dependerán del nivel de riesgo de la operación.

Nivel de riesgo bajo en vuelos nocturnos

Todas las operaciones con drones que se realicen de noche deberán atender a las siguientes consideraciones:

Las luces, dispositivos y pintura adecuada de la aeronave garantizarán su visibilidad desde cualquier dirección y, al menos, a 500 metros.

Las luces estarán activas durante toda la operaciones y cumplirán con los requisitos del SERA 3215. Como excepción, las aeronaves de envergadura inferior a 3 metros solo deberán integrar luces anticolisión y otras de controlabilidad o de navegación, siempre y cuando no creen confusión a otros usuarios.

Las luces anticolisión para obstáculos móviles son amarillas, verdes o rojas (el color azul se reserva para Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado). Deben parpadear entre 60 y 90 destellos por minuto, con la intención de que se diferencien de las de aviación tripulada y no confundir al resto de usuarios del espacio aéreo.

En cuanto a la ubicación de las mismas, se permite el modo fijo o atenuado en la parte inferior si la aeronave está a menos de 500 metros del piloto (u observador en vuelos BVLOS). Si el vuelo es de ultra baja cota (menos de 50 pies), se admite que la iluminación de 360º solo sea visible en la parte superior.

Operaciones de riesgo medio y riesgo alto para grabación de vídeos con drone

Para operaciones a la hora de grabar vídeos con drone en las que el riesgo derivado del estudio aeronáutico de seguridad sea de nivel medio o alto, únicamente añadiremos a los requisitos comentados anteriormente:

Que tengan un mínimo de 40 candelas de potencia lumínica.

En operaciones por debajo de 50 pies o cuando se encuentre totalmente apantallada por otros obstáculos del entorno: se admite que la iluminación 360º de la parte inferior sea atenuada. Además, en las operaciones de riesgo alto, las luces del hemisferio inferior deben visualizarse desde, al menos, 150 metros de distancia.

¿Qué luces están aceptadas por AESA para drones?

Todas las luces integradas en los RPAS deben contar con una documentación técnica acreditada de acuerdo a la norma UNE EN-ISO 17025. Si no se puede comprobar documentalmente, los dispositivos tendrán que superar una serie de ensayos de luminosidad para poder ser utilizados en operaciones con drones y vuelos nocturnos. Estas pruebas se dividen en tres partes:

  • Ensayo en tierra.
  • En tierra específico para el hemisferio superior del drone.
  • Ensayo específico para hemisferio inferior.
  • Los vuelos nocturnos con drones solo están permitidos para pilotos profesionales acreditados por AESA. Para ser piloto de drones profesional debes cumplir con los siguientes requisitos:
  • Ser mayor de 18 años.
  • Estar en posesión de los conocimientos teóricos para obtener la licencia de piloto de drones: curso de piloto de drones avanzado.
  • Estar habilitado en el modelo o los modelos de drone que se vayan a pilotar.

Con todo esto ya sabemos lo necesario parar poder grabar vídeos con drone de forma profesional. Aquí podeis ver más información sobre nuestros vuelos de drone y lo que ofrecemos a nuestros clientes.

Quieres saber más sobre nuestros servicios?
Solicita información sin compromiso
Producciones GDP equipo